La Gastronomía

Después de largo tiempo explorando en el mundo de la cocina y la gastronomía, he querido crear este blog con el fin de compartir mis platos y recetas con vosotr@s. Desde pequeña ha sido mi gran afición la cocina y la gastronomía .Espero que podáis disfrutar de todas y cada una de las recetas publicadas, al igual que familia y amig@s. Deseando que os guste éste blog y sus contenidos , os invito a que participéis de el y comentéis. Mil gracias.

Let´s cook............

12 may. 2015

Croissant

Ingredientes

Quizás estaréis de acuerdo conmigo si os digo que la entrada de hoy es la reina de la bollería por excelencia. Y si encima es casera ya apaga y vámonos ;)
Desde que me regalaron el libro de Xavier Barriga  Bollería hecha en casa no ha pasado día en el que quisiera hacer todas y cada una de esas fantásticas y deliciosas recetas.
Hace algún tiempo publiqué otra que tampoco le hace mucha sombra a la de hoy, los donuts glaseados y la verdad es que ha sido una de las más visitadas. Gracias. 
Pues nada como siempre, espero que os guste.
Vamos al lío



Masa recién terminada para el primer reposo

Ingredientes:

500 grs. De harina de fuerza o media fuerza
280grs. De mantequilla fría para el plegado
10grs. De leche en polvo
40grs. De azúcar blanca
25grs. De mantequilla
250grs. De agua fría
1 Huevo para pintarlos
Sal



Elaboración: En un robot de cocina pondremos todos los ingredientes para el amasado, excepto la mantequilla para el plegado y la levadura. Mezclaremos con el robot hasta que nos quede la masa muy bien ligada. En ese momento añadiremos la levadura diluida con un poco de agua que reservaremos de los 250grs que había que añadir a la masa. Una vez incorporada la levadura, volveremos al amasado de nuevo de toda la masa.

Primera fermentación en nevera
 La volcaremos en la mesa, formaremos una bola y la taparemos con un trapo húmedo para que repose unos 30 minutos a temperatura ambiente tal y como se puede observar en la imagen de arriba a la izquierda.
Una vez transcurrido ese tiempo pondremos un poco de harina sobre la encimera y formaremos un rectángulo con ella. La pasaremos a una bandeja y la taparemos con un film. La meteremos en la nevera como mínimo un par de horas, tal y como se puede observar en la fotografía de aquí arriba a la derecha




Mientras tenemos la masa en la nevera, cogeremos la mantequilla fría y la aplastaremos con el rodillo entre dos papeles vegetales hasta ponerla más o menos de la mitad del rectángulo de masa que tenemos guardada. Introduciremos esta también en la nevera. Esperaremos hasta que pasen esas dos horas mínimo y luego comenzaremos con los plegados, como se puede observar en la siguiente imagen.
Primeros plegados de la masa hojaldrada

A diferencia de la masa de hojaldre normal, ésta lleva 3 plegados sólo en lugar de 5. Como se ve en la imagen de arriba, colocaremos la mantequilla en el centro del rectángulo y con los extremos la solaparemos tal y como se ve en la segunda imagen. Meteremos en la nevera 30 minutos. 
Transcurrido el tiempo sacaremos de la nevera y estiraremos con el rodillo haciendo de nuevo un rectángulo, plegaremos de nuevo con la misma forma montando un lado sobre el otro y guardaremos de nuevo en la nevera otros 30 min. 
Pasado el tiempo volveremos a realizar la misma operación y ya tendremos que dejarla plegada en la nevera durante 1 hora antes de empezar a hacer los croassant.



















Pasado ya todo el tiempo de reposo de la masa, la sacaremos pondremos un poco de harina en la encimera y estiraremos la masa dejándola de 0,5 cm. aproximadamente y ya podremos cortar los triángulos para preparar los croassanes, tal y como ve ve en la imagen de aquí arriba. La base de ellos debe tener unos 9cm. de ancho y el largo ha de ser de unos 26cm. Una vez los tengamos preparados, haremos un corte en la mitad de la base como se ve en la imagen pequeña de arriba para poder empezar a enrollarlos y que nos queden como los de la bandeja. 

Croassant con el primer huevo batido
Cuando ya los tengamos formados los colocaremos sobre las bandejas de horno sobre un papel vegetal, dejando una separación prudencial entre ellos ya que doblaran su volumen. Pintaremos ligeramente con el huevo batido con una pizca de sal y dejaremos fermentar a temperatura ambiente hasta que hayan doblado el volumen.
Croassant fermentados y con el segundo pincelado de huevo horneándose
Una vez hayan doblado el volumen, encenderemos el horno a 190ºC y dejaremos que tome temperatura mientras vamos pincelándolos de nuevo con huevo batido muy suavemente. Una vez el horno esté listo los introduciremos durante unos 17/ 20 minutos o hasta que veamos que nos quedan con el característico color dorado como el de la imagen de aquí abajo. Los sacaremos y dejaremos enfriar antes de consumirlos, si podemos, jeje.
Mis croassant horneados
Pues hasta aquí mi aventura con la masa hojaldrada fermentada (que será la misma que utilizaré para las napolitanas de chocolate, pero eso será para la próxima vez) espero que os haya gustado porque os puedo adelantar que los croassant quedaron espectaculares y encima con la satisfacción de hacerlos un@ mism@, más aún. 

Los que sobren sin consumir se pueden guardar en bolsas bien cerradas en el congelador y sacar y calentar en el horno o microondas antes de consumirlos, quedan como recién hechos porque también los probé. ;-)

Por aquí os dejo unos pocos para vuestros desayunos y o meriendas que a pequeños  mayores tanto gustarán.

Bon Appétit!!
Feliz semana

Croassant caseros

No hay comentarios: